Publicado: 13 de Julio de 2018

Sustituir una pieza dental con una prótesis tradicional o puente, necesita tallar las piezas dentales sanas adyacentes. Además, con la pérdida de piezas, la mandíbula sufre una reabsorción que afecta a la estética facial, ya que la envejece. 

Sin embargo, con los implantes dentales este proceso no ocurre y mantiene el aspecto natural del rostro. Tampoco afecta a los demás dientes sanos al sustituir el que falta. 

La vida del implante dental es duradera, aportando una consistencia a la estructura bucal a la que una prótesis ni se aproxima y además, ésta, ya sea parcial o total puede afectarnos al sentido del gusto.